Croquetas de brócoli y queso

Receta de croquetas de brócoli y queso

¿Croquetas de jamón o de pollo? Yo diría que son dos de los rellenos más clásicos, aunque las de bacalao también entrarían en el pódium. Pero, ¿alguna vez habéis probado una croqueta de brócoli y queso? Si os encanta tanto el brócoli como el queso os animo a que las probéis. No os voy a prometer que estas croquetas sean mejores que las de vuestra abuela, porque cada una tiene una receta estrella que con el tiempo va pasando de generación en generación. 

A nivel nutricional, este icono de nuestra cultura gastronómica aporta un elevado contenido de grasa y harinas refinadas. Por eso, os animo a probar alguna alternativa para hacerlas más saludables: con harina integral, al horno y/o introduciendo verduras en el relleno. Así, se mejora la calidad nutricional de las croquetas y se podría disminuir la grasa. 

También aprovecho para recordaros que coger un “pintxo” de croqueta no es algo prohibido por ser un frito. En consulta siempre intento huir de la clasificación de alimentos permitidos y alimentos prohibidos, porque todo depende de la frecuencia de consumo de ese alimento y de las características personales. Pero, de todos modos, esta opción más saludable es interesante:

  • Para la gente con problemas digestivos y que le sienta mal comer mucha grasa.
  • Para los niños, porque es una idea estupenda para introducir verduras de alguna manera más llamativa.
  • Para la población general con el objetivo de introducir una alternativa más saludable en la dieta, y así, probar alguna elaboración diferente con el brócoli. 
croquetas-de-brocoli-y-queso

Ingredientes para realizar las croquetas de brócoli y queso

  • 300g de brócoli crudo.
  • 1 cebolla.
  • 4 cda de aceite de oliva virgen extra.
  • 50g de harina integral.
  • 600mL de leche o bebida vegetal.
  • 100g de queso.
  • Sal y especias al gusto. En este caso, yo he usado nuez moscada y pimienta.
  • Para el rebozado: pan rallado y huevo.

Preparación croquetas de brócoli y queso

  • Limpiar el brócoli correctamente, separar en ramilletes y hacerlo al vapor.
  • De mientras, se trocea la cebolla muy pequeña y se pocha en la sartén con el aceite.
  • Cuando este pochada, se añade la harina integral y se espera un par de minutos para que se tueste un poco.
  • Poco a poco se incorpora la leche previamente caliente sin dejar de remover, con una varilla de silicona, para evitar que se pegue en el fondo.
  • Cuando vaya cogiendo textura de bechamel, se le añade el brócoli troceado y las especias al gusto.
  • Lo último que se echa en la sartén es el queso rallado y se remueve bien para que se integren todos los ingredientes. 
  • Cuando se haya conseguido típica de masa croqueta, se vierte la masa a una fuente.
  • Una vez fría la masa, es hora de mancharse las manos y hacer el rebozado clásico de unas croquetas, primero con huevo y luego con pan rallado.

Consejo

  • Hacer rebozado doble, porque si no es posible que, al tener queso, este se funda y se nos abra el rebozado de las croquetas.
  •  Os animo a hacer las croquetas en el horno o en la freidora de aire durante 15 – 20 minutos a 200ºC, dándoles la vuelta en mitad del proceso.

Juan Tomás de Gandarias Kalea, 2
48910 Sestao
Bizkaia

Contacto